1

Primer templo cristiano erigido a Dios en Hispania tras la paz de la Iglesia y destino de los peregrinos hispanos, europeos y africanos desde el siglo IV hasta la invasión musulmana; desde el siglo XI la catedral de Santiago de Compostela, erigida sobre los derechos metropolitanos de Mérida, solapó algunas de sus funciones cultuales tras impedir sus arzobispos incluso la restauración de Mérida como simple Obispado.
A su vez la Historia de este templo se enmarca en la Historia de la Iglesia Emeritense y en su singular relación de los Papas; además esta iglesia, martyrium o basílica desde el siglo XIII,reerigida rntonces por la Orden de Santiago como Iglesia Capitular, hasta finales del siglo XIX formó parte del Patrimoni Petri.

2

INTRODUCCIÓN.

La Historia de la Iglesia o Basílica de Santa Eulalia de Mérida es inseparable de la Historia de la Iglesia emeritense; tanto antes como después de su erección a Dios en memoria de la Mártir Eulalia porque ambas Historias son interdependientes.

Y no sólo porque sepamos que en los siglos de oro de Mérida la Catedral -Santa Jerusalén y a partir del año 666 Santa María- , el Baptisterio- de San Juan- y la Basílica Martirial -de Eulalia- formaban, aunque con fines específicos, un único conjunto, la Iglesia Episcopal, denominada Ecclesia Mater, Ecclesia Senior, Domus major .
De aquí que en vez de limitarme a una somera descripción particular de la Historia del templo, basílica o martyrium erigido a Dios en memoria de la Mártir Eulalia enmarco ésta dentro de la Historia de la Iglesia de Mérida debido a las personalidades inmarcesibles de ambas; la una por ser la primera sede episcopal hispana y la base y desarrollo de su cristianización y su titular, la mártir Eulalia, que a su vez es parte creada en lo humano por aquella iglesia y figura importante, significativa y básica de la Historia de la Iglesia Hispana y aún universal -no en vano su figura fue utilizada para la evangelización de Hispania y gran parte del sur de Francia o porque los dos movimientos anticatólicos más importantes del primer milenio cristiano acabaron en su Basílica declarando la fe católica- .

De otra parte sirve para mostrar las nefastas consecuencias que avatares adversos propiciados por nefandos personajes han hecho que este templo, uno de los más importantes y el primero de la Cristiandad postconstantiniana hispana, haya perdido su trascendencia religiosa hispana y europea o norteafricana y hoy cueste tanto y aún más reconocerla y reconocérsela.

Su declaración como Basílica Menor por parte de Su Santidad volvería a revitalizar su antiguo esplendor religioso, de origen divino, y basado en un hecho providente: la colocación bajo su altar de los huesos de un mártir excepcional de la última persecución contra los cristianos por parte de Roma, Mártir de la que dijo Jean Croisset, sacerdote francés,: "quizá no se ha visto en la Iglesia cosa que muestre más visiblemente el poder de la gracia, ni quizá cosa que de más honor a la religión".
No hay ninguna entrada.
No hay ninguna entrada.